Dolor de hombro. Causas, síntomas y cómo tratarlo

Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Dolor de hombro o síndrome del hombro doloroso.

El hombro es la articulación con mayor movilidad del cuerpo humano. Esta gran flexibilidad hace que la estructura del hombro esté sometida a roces y sobrecargas continúas, produciendo una serie de síntomas con dolor que se engloban con el término “hombro doloroso”.

El dolor de hombro es una de las principales causas de consulta de atención primaria. Su compleja anatomía hace que, con frecuencia, establecer la relación entre los síntomas y la lesión sea un reto que requiera consultar al médico especialista.

Vamos a conocer la articulación con más movilidad del cuerpo para, a través de su anatomía, entender por qué son tan frecuentes las lesiones en el hombro y cómo tratar y prevenir dicho dolor.

Anatomía del hombro

El hombro está compuesto por 3 huesos llamados clavícula, escápula y húmero que, al unirse, dan lugar a 4 articulaciones. La articulación a la que, de manera general, hacemos referencia al hablar de la articulación del hombro es la escapulohumeral, también conocida como glenohumeral.

huesos del hombro

Además, las articulaciones están formadas por ligamentos, músculos y tendones que dan lugar a diversas estructuras como el manguito de rotadores. El hecho de que un espacio tan pequeño albergue tantas estructuras es uno de los principales motivos por el que sean tan frecuentes las lesiones y dolor en el hombro.

El hecho de que un espacio tan pequeño albergue tantas estructuras es uno de los principales motivos por el que sean tan frecuentes las lesiones y dolor en el hombro.

tejidos dolor hombro

Frecuencia del dolor de hombro o síndrome del hombro doloroso

El síndrome del hombro doloroso puede producirse por alteraciones en músculos, tendones, nervios, vainas, articulaciones o alteraciones neurovasculares. Esto da lugar a un amplio abanico de diagnósticos con diferentes signos y síntomas.

Como decíamos al principio, el dolor de hombro es un motivo frecuente de consulta médica. Es la tercera patología musculoesquelética más frecuente, solo por detrás del dolor lumbar y cervical. De hecho, el 30% de los pacientes con dolor de hombro precisan baja médica en los siguientes 6 meses tras la consulta por el síndrome de hombro doloroso.

Es la tercera patología musculoesquelética más frecuente, solo por detrás del dolor lumbar y cervical.

Causas del dolor de hombro

El dolor de hombro o síndrome del hombro doloroso puede deberse a muchos factores. No obstante, se asocia a personas que realizan ciertas actividades laborales o deportivas que requieren movimientos repetitivos de la articulación del hombro, motivo por el cual dicha articulación sufre mayor desgaste.

levantar peso

Los deportes que con mayor frecuencia se asocian a una mayor propensión a sufrir síndrome del hombro doloroso o dolor de hombro son natación, tenis, el levantamiento de pesas, voleibol o golf.

jugar tenis dolor hombro

Principales patologías que causan dolor de hombro.

Las causas más frecuentes del síndrome del hombro doloroso están relacionadas con la propia articulación. Destacan, principalmente, las patologías del manguito rotador, las enfermedades de las diferentes articulaciones del hombro, las infecciones y las luxaciones traumáticas.

Patologías de la región alrededor de la articulación del hombro:

  • Tendinitis del manguito de los rotadores: 

Suponen el 70% de las causas de hombro doloroso. Dependiendo de la edad se relaciona con diferentes motivos: en jóvenes con inestabilidad articular; en los de mediana edad con sobrecarga del hombro (movimientos repetitivos, deporte, trabajo etc.) y en mayores de 55 años con degeneración del manguito.

  • Tendinitis calcificante:

Puede aparecer tanto en personas con síntomas como sin síntomas (pacientes asintomáticos) y puede afectar a un hombro o a los dos (bilateral).  Se da con mayor frecuencia en mujeres y en personas sedentarias.

  • Rotura del tendón del manguito de los rotadores:

La rotura de los tendones del manguito rotador puede ser parcial o total. En personas jóvenes, esta rotura suele darse por un traumatismo, por ejemplo, un accidente. En personas de mediana edad o de edad avanzada que presentan desgarros suelen presentar tendinitis como antecedente.

Los síntomas son muy variables. De hecho, las roturas parciales pueden no presentar síntomas en algunos pacientes (pacientes asintomáticos) que pueden llegar a realizar sus actividades del día a día con total normalidad. En estos casos, las roturas del tendón del manguito de rotadores se diagnosticarían mediante resonancia magnética.

  • Tendinitis bicipital:

La tendinitis bicipital, generalmente, está asociada a tendinitis del manguito rotador, inestabilidad de la articulación del hombro (en pacientes jóvenes) o el conocido como síndrome de atrapamiento.

  • Rotura del tendón largo del bíceps.

El bíceps, en su inserción a la articulación tiene dos porciones: una larga y otra corta. La rotura casi siempre afecta a la porción larga.

Estas roturas afectan con más frecuencia a hombres de entre 40 y 60 años, suelen producirse por degeneración crónica del tendón.

  • Bursitis subacromiodeltoidea:

La bursitis es una inflamación de la bursa, una bolsa pequeña que protege y amortigua los huesos. La bursitis se da cuando se usa demasiado una articulación o por una lesión. En el hombro, generalmente, está asociada al síndrome de atrapamiento o a tendinitis del manguito de los rotadores.

Patologías propias de la articulación del hombro:

  • Capsulitis adhesiva (hombro congelado o capsulitis retráctil).

Se da con más frecuencia en personas mayores, diabéticos, mujeres, EPOC, enfermedad de Parkinson, hipotiroidismo o inmovilidad tras traumatismo del hombro o cirugía.

Se diferencia de la tendinitis del manguito rotador en que, a diferencia de ésta, el movimiento está limitado en todos los planos o direcciones lo que provoca rigidez.

  • Artritis acromioclavicular:

Normalmente, en jóvenes, se debe a un traumatismo o lesión. En personas mayores, la causa más común es la osteoartritis. Si afecta a los dos hombros, puede deberse a artritis reumatoide.  

  • Artritis inflamatoria: artritis reumatoide, espondiloartropatías, ectivopatías.
  • Artritis séptica: infección de las articulaciones con dolor.
  • Artritis microcristalina: gota, condrocalcinosis, hombro de Milwaukee.
  • Hemartros: derrame de sangre en el interior de la cavidad sinovial de la articulación.
  • Artrosis: patología reumática que lesiona el cartílago articular.
  • Luxación, subluxación: dislocación completa que se produce cuando el hueso sale de su articulación.
  • Artropatía amiloide: debida a la acumulación de derivados de proteína en el tejido.
  • Patología ósea: Enfermedad de Paget, neoplasias (mieloma, metástasis), osteomielitis,

traumatismos, necrosis ósea avascular.

Dolor en el hombro por causas extrínsecas

El dolor en el hombro por causas extrínsecas se da cuando el origen del dolor en el hombro no está originado por una enfermedad en el mismo, aunque el dolor se ve reflejado en él.

Entre las principales causas se encuentran las neurológicas, principalmente por compresión de los nervios.  El dolor de hombro también puede deberse a causas abdominales o torácicas.

Existen otras causas de origen variado como la fibromialgia, que es dolor en los músculos y en el tejido fibroso (ligamentos y tendones) con sensación de dolor a la presión o fuerza ejercida en determinados puntos. Es un dolor parecido al originado en las articulaciones, pero no es una enfermedad articular. Consiste en una anomalía en la percepción del dolor de manera que se perciben como dolorosos estímulos que habitualmente no lo son.

Fases del dolor de hombro

Aunque las lesiones en el hombro pueden aparecer por motivos diversos, la que predomina y surge con mayor frecuencia es la que se asocia con hombro doloroso (pinzamiento subacromial) suele presentar una serie de fases clínicas:

  1. Etapa 1: edema y hemorragia en pacientes menos de 25 años.
  2. Etapa 2: tendinopatía (fibrosis y tendinitis) en pacientes de 25 a 40 años.
  3. Etapa 3: desgarro del maguito de rotadores, ruptura de tendón y cambios óseas en personas mayores de 40 años.

Diagnóstico

El médico especialista es el responsable de identificar la causa del dolor de hombro y establecer un diagnóstico.

En el diagnóstico, se tendrá en cuenta la siguiente información:

  • Si el dolor es agudo o crónico.
  • Edad del paciente. Ya que, hemos detectado cómo la patología varía según la edad.
  • Trabajo o actividad laboral.
  • Ejercicio o actividades deportivas que practica.
  • Localización del dolor y si este se irradia hacia otra zona del cuerpo, por ejemplo, los brazos.
  • Posibles factores agravantes o atenuantes.
  • Presencia de rigidez, bloqueo, tumefacción o pérdida de movilidad.
  • Si existe debilidad muscular.
  • Otras enfermedades.

La exploración del hombro con dolor se basa, inicialmente, en pruebas que consisten en técnicas o maniobras de exploración física realizadas por el médico.

El examen físico también incluye la valoración de aspectos generales como la postura corporal, ya que pueden ayudar a comprender la disfunción del hombro. Por ejemplo, la forma de quitarnos la ropa con imposibilidad de bajar el brazo o de subirlo por encima de la cabeza pueden orientar el médico sobre el tipo de lesión.

masaje dolor hombro

Una lesión traumática podría ocasionar una deformidad obvia, como la presencia de hinchazón o inflamación. Así como una lesión no traumática puede ocasionar asimetrías también evidentes.

Tras la valoración inicial y el examen físico, se valorará la movilidad siguiente una sistemática:

  • Movimientos activos
  • Movimientos pasivos
  • Maniobras resistidas

La intención es distinguir la enfermedad y su origen: articular, extraarticular y dolor referido.

  • Movimientos activos:

Los movimientos activos son aquellos que realiza el paciente de manera independiente

estiramientos hombro

  • Movimientos pasivos:

Son movimientos que realiza el médico sin ayuda del paciente.

ejercicios para hombro

  • Maniobras resistidas

En esta prueba de examen físico, el paciente intenta realizar un movimiento activo mientras el examinador opone resistencia a dicho movimiento.

movimientos hombro

Pruebas complementarias para el diagnóstico de la lesión de hombro

Según la duración de los síntomas de la lesión, la edad y la sospecha clínica, se pueden realizar pruebas complementarias basadas en técnicas de imagen. Estas técnicas son:

  • Radiografía
  • Tomografía computarizada (TC)
  • Ecografía
  • Resonancia magnética (RM)
  • Gammagrafía

pruebas diagnósticas hombro

Tratamiento del dolor de hombro

  • Si tienes dolor agudo intenso, realiza reposo. Es importante evitar hacer esfuerzo o ejercicios que impliquen al hombro.
  • Los medicamentos antiinflamatorios están indicados en dolor agudo por su efecto analgésico.
  • La crioterapia es la aplicación de frío local para aliviar el dolor. Puede disminuir la inflamación aguda y provocar cierto efecto analgésico.

La rehabilitación mediante ejercicios específicos de fisioterapia ha demostrado obtener mejoras significativas en el tratamiento del dolor de hombro. Dicha rehabilitación requiere un plan específico que incluya ejercicios y progresiones adecuadas.

Objetivos de la rehabilitación con fisioterapia para el tratamiento del dolor de hombro:

  • Fortalecer los músculos para conseguir una mayor estabilidad de la escápula.
  • Corregir los desequilibrios de fuerza.
  • Mejorar la coordinación de la articulación.

Si el dolor de hombro persiste, el médico especialista podría valorar otras opciones de tratamiento, como cirugía o infiltraciones.

El dolor de hombro es una patología frecuente que puede deberse a diferentes tipos de lesión o cuadros clínicos, siendo la causa más común el síndrome de pinzamiento subacromial.

Su diagnóstico, por parte del médico especialista, requiere un estudio completo y examen físico que podrían incluir pruebas complementarias.

El tratamiento del dolor de hombro conservador requiere reposo, analgesia con medicamentos, crioterapia y fisioterapia.

Sportsalil Spray Hielo es un spray a base de árnica con intenso efecto hielo que disminuye la sensación de dolor e hinchazón en caso de golpes, hematomas, lesiones musculares y articulares durante las primeras 72 horas. Es eficaz en la vida diaria y el deporte.

Proporciona un alivio inmediato del dolor y es fácil de aplicar. El spray efecto hielo que se puedes llevar contigo para aliviar el dolor cuando lo necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *