Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Icono LV

Trocanteritis: qué es, causas, síntomas y tratamiento

El dolor en la articulación de la cadera o pelvis puede deberse a diferentes factores como lesiones, fricciones, golpes...
Contenidos de este árticulo

El dolor en la articulación de la cadera o pelvis puede deberse a diferentes factores como lesiones, fricciones, golpes o enfermedades. La trocanteritis es una patología común de la cadera que puede ocasionar disfunción y afectar a los movimientos de los pacientes afectados. En POR UNA VIDA ACTIVA vamos a ver qué es la trocanteritis o bursitis trocantérea, las causas más comunes, cómo se realiza su diagnóstico y tratamientos.

trocanteritis

¿Qué es la trocanteritis?

La trocanteritis también recibe el nombre de bursitis trocantérea.  Es una patología que aparece como consecuencia de una lesión en el trocánter mayor, que está situado en la región lateral de la cadera.

La trocanteritis o bursitis de la articulación de la cadera es una patología que puede darse en cualquier persona, aunque es más común en mujeres de 40 a 60 años y en deportistas, especialmente en aquellos que realizan deportes de alto impacto como correr.

trocanteritis dolor

La bursitis trocantérea aparece por una inflamación de la bursa situada en el lateral de la cadera. La bursa es una estructura corporal formada por una bolsa sinovial. Las bursas están presentes en diferentes zonas del cuerpo. En su interior, están llenos del líquido sinovial, que tiene una acción de amortiguación de las articulaciones. Esta función amortiguadora de las bursas es clave para evitar roces entre los huesos y los tendones.

bursitis

Por tanto, la bursa actúa como una almohadilla que protege a la articulación de la fricción. Si se produce inflamación de la bursa origina dolor y dificultad para el movimiento. Cuando esta inflamación de la bursa se da en el trocánter mayor de la cadera se denomina trocanteritis o bursitis trocantérea.

¿Qué es el trocánter mayor?

La cadera es una articulación que sirve para conectar el tronco o parte superior del cuerpo con las extremidades inferiores. Esta conexión es posible gracias a las estructuras óseas que sirven como soporte a tejidos blandos como músculos.

En la articulación de la cadera podemos encontrar diferentes estructuras anatómicas como: 

  • La cresta del vasto externo.
  • El músculo piramidal.
  • La cresta intertrocantérea.
  • El tensor de la fascia.
  • La inserción del glúteo mayor.

El trocánter mayor es una prominencia ósea o saliente que forma parte de la anatomía del muslo. Está localizado en la parte superior del fémur, cerca del trocánter menor.

El trocánter mayor presenta en su parte más externa una zona con relieves donde se inserta el glúteo medio; en la cara interna del trocánter mayor encontramos una concavidad llamada fosita digital, donde se inserta el músculo obturador externo.

El trocánter mayor es el punto de inserción y de origen de varios músculos, por ello, una de sus principales funciones es proporcionar estabilidad. También interviene en movimientos y actividades realizadas con la cadera como caminar o correr.

El trocánter mayor cuenta con cuatro bursas. La más relevante es la bursa situada entre el trocánter mayor y la fascia lata ya que permite el deslizamiento de ambas estructuras. No obstante, las 4 bursas son susceptibles de inflamación.

Principales causas de la trocanteritis

Latrocanteritis o bursitis aparece como un dolor en la pelvis que se relaciona, principalmente, por los movimientos de flexión y extensión que realizamos con la cadera. Esto puede originar fricciones que se dan de manera repetida y que se conocen como microtraumatismos por repetición.

Esta fricción repetitiva se da en nuestro día a día cuando realizamos muchos de los movimientos cotidianos que implican a la cadera o la pelvis y que pueden ocasionar inflamación de la bursa. Además, diferentes factores como la anatomía de cada persona o un impacto pueden promover la aparición de trocanteritis o bursitis.

Por tanto, hay muchas causas que pueden originar trocanteritis o bursitis, siendo las siguientes las más frecuentes.

Causa de trocanteritis o bursitis: actividades cotidianas y prácticas deportivas

La trocanteritis o bursitis es una patología común en personas que practican deportes de alto impacto de manera reiterada. La causa son los movimientos repetitivos que implican fricción en la zona de la pelvis y la cadera, como las zancadas y los saltos.

trocanteritis correr

Los deportistas más afectados son los corredores y futbolistas. Sobre todo, los corredores de maratón o aquellos que corren en terrenos inclinados o accidentados. La posibilidad de sufrir esta patología aumenta si no se realiza un calentamiento o entrenamiento de los músculos adecuado.

Causas: alteraciones biomecánicas

La discrepancia en la longitud de las piernas es la causa más frecuente de trocanteritis o bursitis por causas biomecánicas. La diferencia en la longitud de piernas aparece en la infancia por lo que, con los años, va generando una alteración de la marcha al caminar que puede conllevar la inflamación de la bursa.

La artrosis de rodilla también puede originar alteración biomecánica de la pierna con la consecuente afectación a la cadera o la pelvis. Esto puede ocurrir con otras patologías de rodilla y de la columna vertebral.

Otro tipo de alteración biomecánica son los pies planos, que, aunque afectan al pie, provocan una alteración de la marcha que puede ser causa de esta patología en cadera y la pelvis.

También es importante destacar la debilidad muscular, especialmente de los músculos implicados en el movimiento de abducción como el glúteo medio.

Causas: obesidad

La obesidad puede ser causa de trocanteritis o bursitis por la sobrecarga que provoca en la articulación el exceso de peso.

Causas: golpes y traumatismos

Los golpes directos y fuertes en esta zona de la articulación de la cadera pueden ocasionar una inflamación de la bursa o trocanteritis. Los más frecuentes se deben a accidentes o caídas con impacto en la zona de la pelvis.

causas de trocanteritis

Aunque la trocanteritis puede aparecer por un fuerte impacto, lo más frecuente son los microtraumatismos por la fricción o roce entre el trocánter mayor y la banda iliotibial. Esto produce una irritación de las estructuras que causan dolor e inflamación.

Síntomas de la trocanteritis o bursitis trocantérea

La trocanteritis o bursitis trocantérea producen diferentes síntomas que afectan a la zona de la cadera y la pelvis como veremos a continuación:

  • Dolor de cadera.
  • Rigidez de la articulación de la cadera.
  • Inflamación de la articulación de la cadera.
  • Dificultad para caminar.
Síntomas de la trocanteritis
  • Dificultad para realizar actividades cotidianas, como subir escaleras o levantarse de una silla.
  • Dificultad para hacer deporte.
  • Molestias en las posiciones que causan presión en el lado de la cadera afectada, como al dormir de lado.

Diagnóstico de la trocanteritis o bursitis trocantérea

El médico especialista es el profesional responsable del correcto diagnóstico y de establecer el tratamiento adecuado para la trocanteritis o bursitis trocantérea.

Las pruebas diagnósticas son llevadas a cabo por el traumatólogo especialista en patologías de cadera. A través de una entrevista y exploración física al paciente, puede detectar trocanteritis o bursitis trocantérea si el dolor ha aparecido como consecuencia de un sobreesfuerzo. Es importante descartar que durante la actividad no se dio ningún impacto o golpe.

En la exploración física se suele solicitar al paciente que realice movimientos de abducción con la pierna del lado de la cadera afectada. Si al realizar estos movimientos hay dolor en la zona del trocánter mayor, se puede sospechar la existencia de trocanteritis o bursitis trocantérea.

Para confirmar el diagnóstico, el médico especialista en traumatología podría solicitar pruebas de imagen como ecografía o resonancia magnética. El objetivo es detectar la presencia de líquido e inflamación en la zona debido al síndrome.

Para el diagnóstico diferencial es importante descartar otras patologías en rodilla, zona lumbar, columna vertebral o de la cadera. 

Tratamientos de la trocanteritis o bursitis trocantérea

En términos generales, el tratamiento y recuperación de la trocanteritis dura de 1 mes a 6 semanas, aunque puede variar de una persona a otra y según la gravedad de la lesión. Este tratamiento se caracteriza porque está dividido en diferentes fases. Es importante respetar los tiempos y completar cada una de las fases antes de pasar a la siguiente.

Para reducir la inflamación y aliviar el dolor se recurren a diferentes tratamientos:

  • Establecer un periodo de reposo y disminuir la actividad. No suele ser necesario un reposo total, pero si la intensidad de las actividades y evitar aquellos movimientos que conlleven impacto.
  • Medicamentos: los medicamentos más prescritos por los médicos son los antiinflamatorios ya que la reducción de la inflamación de la bursa ayudará a reducir el dolor.
  • Terapia con frío: el frío ayuda a reducir la inflamación. Para aplicar frío local, se recomienda aplicar hielo envuelto en una toalla. Dejar reposar en la zona afectada durante 10 o 15 minutos y repetir 3 o 4 veces a lo largo del día durante 2 o 3 semanas.
  • Fisioterapia: Todo el proceso debe ir acompañado de un programa con ejercicios de rehabilitación y estiramientos apoyado por un fisioterapeuta. Los ejercicios ayudarán a fortalecer la musculatura de la cadera y la pelvis. Esto disminuirá la fricción en la zona.

Cuando el conjunto de tratamientos para la trocanteritis o bursitis trocantérea no han sido efectivos o cuando la lesión es muy grave se puede recurrir a la infiltración con corticoides y, en casos extremos, a la cirugía.

Ambas opciones se valoran cuando, tras tres semanas de tratamiento de la trocanteritis, no ha habido mejoría y el paciente sigue presentando dolor en la zona debido al síndrome.

Consejos en caso de trocanteritis o bursitis trocantérea

  • Si eres paciente de trocanteritis, evita los movimientos o ejercicios de alto impacto como correr o saltar. También aquellos que ejercen mucha presión en la cadera como las sentadillas, algunas máquinas de gimnasio o la bici. En su lugar, los deportes más suaves como la natación o los ejercicios de estiramiento están más indicados en pacientes de trocanteritis.
  • Si practicas ejercicios de fuerza, cuida la técnica en todo momento y evita cargas de peso muy altas.
  • Puedes aplicar medicamentos tópicos con acción antiinflamatoria de manera localizada en el lateral de la cadera afectada.

 

RADIO SALIL

Picture of Sobre el autor: Carmen Bauzá

Sobre el autor: Carmen Bauzá

Farmacéutica especializada en formación y comunicación en Industria Farmacéutica: salud, belleza y autocuidado.

Ver más información
Contenidos de este artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Cansancio muscular en las piernas: principales causas, síntomas y remedios para su alivio
Periostitis tibial: causas, tratamiento y prevención
¿Qué es la condromalacia rotuliana y cómo tratarla?
Compartir este artículo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email