Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Icono LV

Sobrecarga del tibial anterior: lesiones frecuentes asociadas al dolor en la espinilla

El dolor y sensibilidad en la parte frontal de la espinilla es una dolencia frecuente en deportistas que puede...
Contenidos de este árticulo

El dolor y sensibilidad en la parte frontal de la espinilla es una dolencia frecuente en deportistas que puede estar asociada a diferentes lesiones, como la sobrecarga del tibial anterior, la periostitis o la tendinitis. Entre las principales causas  están la sobrecarga, el uso de calzado no adecuado o problemas de biomecánica. Estas lesiones pueden interferir en las actividades físicas tanto cotidianas como en el deporte. En este artículo de POR UNA VIDA ACTIVA vamos a profundizar en las lesiones y la sobrecarga del tibial anterior, la tibia y esta zona de la pierna. Conoceremos las causas, los síntomas, el tratamiento y consejos para su prevención.

Anatomía de la espinilla y zona de la pantorrilla de la pierna

Conocer la anatomía de la pantorrilla es fundamental para comprender la función y el movimiento de la parte inferior del aparato locomotor.

La región de tibial está formada por una compleja red de músculos, tendones, huesos y articulaciones que trabajan en sintonía para permitir el movimiento y dar soporte y estabilidad al cuerpo.

Uno de los músculos más importantes de la pantorrilla es el tibial anterior. Este músculo se localiza en la parte frontal de la pierna. Se origina en la parte superior y lateral de la tibia y desciende por la parte frontal de la pierna antes de insertarse en los huesos del pie.

anatomía de la espinilla

El músculo tibial anterior está implicado en la flexión dorsal del pie. Es decir, en el movimiento de levantar la parte superior del pie hacia la espinilla. También es fundamental para el movimiento de inversión del tobillo que permite girar el pie hacia adentro.

 

músculo tibial anterior

 

Además del músculo tibial anterior, en la pantorrilla se encuentran otros músculos como el gastrocnemio y el sóleo. El músculo gastrocnemio es el más superficial de la pantorrilla, mientras que el sóleo está situado debajo de él, cerca de la tibia y el peroné.

Estos músculos se localizan en la parte posterior de la pierna y permiten la flexión plantar del pie. Es decir, el movimiento de empujar el pie hacia abajo al caminar o correr.

 

dolor tibial anterior

 

Los músculos están unidos a los huesos del tobillo y del pie gracias a los tendones. Un ejemplo es el tendón de Aquiles, que une los músculos gastrocnemio y sóleo al calcáneo (que es el hueso del talón). Este tendón interviene en el movimiento del pie para la propulsión durante la marcha al correr o caminar.

Lesión por sobrecarga del tibial anterior

La sobrecarga del tibial anterior es una lesión frecuente en deportistas. Esta lesión se caracteriza por causar dolor y sensibilidad en la parte frontal de la espinilla, lo cual puede limitar la actividad física y el rendimiento en el entrenamiento.

Causas de la sobrecarga 

Los factores de riesgo y causas de la sobrecarga del tibial anterior son variadas:

  • Exceso de actividad física.
  • Cambios bruscos en la intensidad o duración del ejercicio.
  • Calzado inadecuado.
  • Alteraciones biomecánicas.
  • Práctica de deportes que impliquen una flexión continua de tobillo: corredores, jugadores de pádel, tenistas…

Síntomas 

Los síntomas de la sobrecarga del tibial anterior son el dolor y la sensibilidad a lo largo del borde frontal de la tibia.

Estos síntomas pueden aumentar durante la práctica de actividad física y disminuir con el reposo. Sin embargo, en los casos graves, el dolor puede persistir en reposo y aparecer inflamación en la zona afectada.

Tratamiento y fisioterapia de la sobrecarga del tibial anterior

El tratamiento de la sobrecarga del tibial anterior requiere un enfoque multidisciplinar para acelerar su curación y prevenir recurrencias a largo plazo.

  • En la fase aguda de la sobrecarga del tibial anterior, es necesario el reposo y reducir la actividad física que origina el dolor.
  • La fisioterapia ayuda a acelerar la recuperación y a aliviar los síntomas.
  • Tras la recuperación, es importante realizar ejercicios específicos de fortalecimiento y estiramiento para mejorar la fuerza y flexibilidad de la musculatura de la pierna y el pie. Puedes consultar a un profesional para establecer el plan de ejercicios que se adapte a tus necesidades.
  • Es conveniente realizar un estudio biomecánico para detectar posibles alteraciones biomecánicas o desequilibrios musculares.

Otras causas de lesión o dolor de espinilla

Además de la sobrecarga del músculo tibial, existen otras lesiones que pueden ser causa de dolor en la tibia o zona de la espinilla, como la tendinitis o la periostitis.

La sobrecarga del músculo tibial anterior y la periostitis cursan con síntomas muy parecidos, pero son lesiones diferentes.

Diferencia entre sobrecarga del tibial anterior y periostitis tibial 

–       Sobrecarga del tibial anterior

La sobrecarga del tibial anterior afecta al músculo que se encuentra en la parte frontal de la pierna. Se da cuando sometemos a este músculo a una tensión o estrés excesivo por el ejercicio físico:

  • Aumento brusco de la duración o intensidad del entrenamiento.
  • Cambios en la técnica de carrera.
  • Calzado inadecuado.
  • Problemas de la pisada (biomecánica del pie).

Por tanto, la sobrecarga del tibial anterior es una lesión muscular. El músculo experimenta fatiga y tensión, lo cual origina dolor y sensibilidad en la tibia. El reposo y la fisioterapia ayudan a la recuperación.

–       Periostitis tibial

A diferencia de la sobrecarga del tibial anterior, la periostitis no afecta al músculo tibial sino al periostio de la tibia, que es la capa externa del hueso tibial.

En la periostitis tibial se da la inflamación del periostio como respuesta del cuerpo al estrés repetitivo en el hueso.

La periostitis tibial puede estar asociada a la sobrecarga del músculo tibial anterior, pero también puede deberse a otros factores:

  • Exceso de pronación del pie. La pronación es el movimiento natural del pie hacia adentro y abajo durante la pisada, importante para la absorción del impacto al caminar o correr.

sobrecarga del tibial anterior

 

  • Aumento repentino de la intensidad y duración del entrenamiento.
  • Correr sobre superficies duras.
  • Uso de calzado inadecuado.

En cuanto a los síntomas, la periostitis tibial también causa dolor y sensibilidad a lo largo del borde frontal de la tibia. Pero en la periostitis, las molestias son mayores al ejercer presión directa sobre el hueso de la tibia.

En cuanto al tratamiento, la periostitis puede requerir un tiempo de reposo más prolongado para la completa recuperación. El tratamiento médico se combina con fisioterapia.

Otras causas de lesión o dolor de espinilla: tendinitis tibial.

La tendinitis tibial es otra posible causa de dolor en la zona de la espinilla. Es una lesión que afecta al tendón del tibial anterior. Se relaciona con sobrecarga o tensión excesiva en el tendón como consecuencia de un entrenamiento intenso, calzado inadecuado y correr en superficies duras.

La tendinitis tibial también origina dolor, que se localiza en la parte frontal inferior de la pierna. El dolor puede dificultar la práctica de ejercicio y actividades físicas. La tendinitis requiere reposo y fisioterapia.

El diagnóstico de estas lesiones debe realizarse por un médico especialista. Tras una exploración física, el médico podría requerir otros estudios como pruebas de imagen (resonancia magnética, radiografías…) con la finalidad de descartar otras patologías como fisuras o fractura de huesos.

El tratamiento requiere un abordaje global con reposo, fisioterapia y ejercicios de fortalecimiento y flexibilidad.

Consejos prácticos para el alivio y prevención de la sobrecarga del tibial y otras causas de dolor de espinillas

La sobrecarga del tibial menor y otras lesiones de la espinilla limitan su función y, con ello, la realización de actividades tanto en el deporte como cotidianas. Esto afecta a la calidad de vida, por ello, es importante llevar a cabo medidas de prevención enfocadas al mantenimiento de la salud y al rendimiento de deportistas a largo plazo.

  • Realiza ejercicios de calentamiento antes de comenzar los ejercicios de entrenamiento.
  • Utiliza un calzado adecuado al tipo de actividad, a la superficie donde se practica y a tus características anatómicas. El calzado debe proporcionar soporte y amortiguación al pie.
  • En algunos casos, podría ser necesario el uso de plantillas ortopédicas. Puedes acudir a un profesional para el estudio de la pisada.
  • Planifica tus entrenamientos de manera gradual. Aumenta la intensidad y duración de estos de manera progresiva a medida que el cuerpo se va adaptando.
  • Completa tu entrenamiento de resistencia con ejercicios de fuerza que fortalezcan tu musculatura.
  • Termina tus entrenamientos con ejercicios de estiramientos y flexibilidad.
  • Respeta los tiempos de descanso y reposo para la recuperación muscular.
  • Realiza sesiones de fisioterapia periódicas para aliviar la sobrecarga y tensión.
  • Si tienes señales de lesión o dolor, acude al profesional de la salud para abordarlo.

 

radio salil

 

Radio Salil es una crema antiinflamatoria de máxima eficacia. Su fórmula, a base de extractos de plantas, alivia la sensación de cansancio y favorece la recuperación de músculos y ligamentos después de la práctica deportiva o del ejercicio diario.

 

Picture of Sobre el autor: Carmen Bauzá

Sobre el autor: Carmen Bauzá

Farmacéutica especializada en formación y comunicación en Industria Farmacéutica: salud, belleza y autocuidado.

Ver más información
Contenidos de este artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Contractura en los músculos de la cadera: causas, síntomas y tratamiento
Cansancio muscular en las piernas: principales causas, síntomas y remedios para su alivio
Periostitis tibial: causas, tratamiento y prevención
Compartir este artículo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email