Dolor en las articulaciones de los dedos, ¿Qué lo provoca y cómo combatirlo?

Las manos son fundamentales en nuestras actividades normales del día a día, como cocinar, abotonarse una camisa o incluso, gesticular. Sin embargo, el dolor en las articulaciones de los dedos puede convertir en problemas hasta las tareas más sencillas, como abrir un envase. Las articulaciones de los dedos son muy sensibles a artrosis, artritis y lesiones. Es importante saber la causa del dolor articular y del dolor en los dedos para saber cómo tratarlo de forma correcta.   

Síntomas y causas del dolor en las articulaciones de los dedos

Nuestra mano está compuesta por 28 huesos, 29 articulaciones y una red compleja de ligamentos, tendones y nervios. Gracias a ellas podemos realizar tareas sencillas como cerrar un envase. Pero cuando la artritis, artrosis u otras enfermedades afectan la mano pueden generar dolor articular o dolor en los dedos.

Al notar dolor en las articulaciones de los dedos durante cualquier gesto cotidiano con las manos, es importante acudir al médico para identificar el origen y, en caso necesario, establecer el correcto tratamiento del dolor en los dedos.

Problemas que afectan a las manos y dedos

Artrosis de mano

La artrosis es una enfermedad degenerativa y progresiva que afecta al hueso y al cartílago de la articulación. Se manifiesta con dolor, también dolor en los dedos, rigidez, deformidad de los dedos y puede, incluso, limitar la funcionalidad. Se produce por un desgaste del cartílago de las articulaciones de la mano. La edad de inicio más habitual si sitúa entre los 40 y 50 años, aunque hay casos en los que los primeros síntomas se manifiestan a edades más tardías. Aunque es más frecuente en mujeres, puede afectar a ambos sexos.

Se cree que la causa de la artrosis se debe a factores genéticos y ambientales. En concreto, el componente hereditario es muy marcado en las articulaciones interfalángicas distales.  De hecho, con frecuencia, las personas que sufren artrosis en los dedos recuerden que “su madre y su abuela tenían las manos así”.

Sin embargo, cuando la artrosis se da en las regiones interfalángicas proximales, haber realizado trabajos manuales repetitivos se considera uno de los principales factores de riesgo.

Por otro lado, cuando la artrosis aparece en una articulación a edades tempranas, suele relacionarse con personales que han sufrido una fractura o inflamación persistente en esa articulación.

El diagnóstico de la artrosis se realiza siempre por un médico reumatólogo. Se tendrán en cuenta los síntomas, así como una exploración física. También se podrán realizar pruebas complementarias, como pueden ser radiografías.

El tratamiento para la artrosis de las manos busca mejorar la calidad de vida y aliviar el dolor. Para ello existen varias posibilidades: tratamiento físico, fármacos y cirugía. Los medicamentos recetados con más frecuencia son analgésicos y antiinflamatorios. Con ellos se busca reducir el dolor de manera rápida. Los medicamentos denominados SYSADOA (“Symptomatic Slow Action Drugs for Osteoarthritis”) buscan controlar el dolor, preserver el cartílago y frenar la evolución de la enfermedad. Un ejemplo es el condroitin sulfato.

Artritis de mano

La artritis es una patología que puede tener una base metabólica, infecciosa, inmunológica. La diferencia con la artrosis es que esta es degenerativa, mientras que la artritis es de causa inflamatoria.

La artritis reumatoide es un trastorno inflamatorio crónico. En algunas personas, puede afectar no solo a la articulación, ya que también puede producir daño en otras zonas del cuerpo, como la piel, los ojos, los pulmones, el corazón y los vasos sanguíneos. También puede producir dolor en los dedos.

La artritis reumatoide es un trastorno autoinmunitario en el que el sistema inmunitario ataca por error los tejidos del cuerpo. A diferencia de la osteoartritis (OA), afecta al revestimiento de las articulaciones y, como consecuencia, origina una hinchazón dolorosa y que puede finalmente causar la erosión ósea y deformar las articulaciones.

El tratamiento es similar al mencionado para la artrosis. Y, aunque la artritis reumatoide grave puede ser muy limitante, nuevos medicamentos han mejorado las opciones de tratamiento articular.

Nódulos de Bouchard

Los Nódulos de Bouchard son crecimientos óseos de la articulación de en medio de los dedos. Se relaciona con la pérdida de cartílago asociada osteoartritis (OA) debido al roce entre los huesos y la articulación.

Los nódulos de Bouchard se aprecian como una formación anormal que ocasiona rigidez articular y dolor. La articulación puede ponerse rígida y con el consecuente dolor en los dedos.

Para el tratamiento se recomienda descanso, así como la posibilidad de entablillar el dedo y tomar medicamentos analgésicos.

Dactilitis

La dactilitis es un síntoma de la artritis psoriásica que, a su vez, se asocia a un trastorno de la piel llamado psoriasis.

La dactilitis provoca dolor en los dedos e inflamación con enrojecimiento que puede afectar a los dedos de las manos y de los pies. Las opciones de tratamiento dependerán del diagnóstico del doctor.

Por otro lado, la artritis psoriásica también puede originar uñas con manchitas que se deshacen o separan por capas y puede ir acompañado de dolor articular.

Nódulos de Heberden

Los Nódulos de Heberden son crecimientos óseos asociados a la OA. La diferencia con los de Bouchard es que se forman en la articulación distal (cercana a la uña). Puede aparecer rigidez articular y dolor.

Para su tratamiento, se recomienda reposo, entablillado y analgésicos.

Fenómeno de Raynaud

El fenómeno de Raynaud es una afección caracterizada por la constricción de los pequeños vasos sanguíneos, por donde circula la sangre, en las extremidades debido a una extrema sensibilidad por el frío. Los dedos pueden cambiar de color, de pálido a azul, a rojo, y presentar dolor u hormigueo.

El tratamiento deberá establecerlo el médico según el diagnóstico.

Nódulos reumatoides

Los nódulos reumatoides son unas bolitas bajo la piel que se forman en los antebrazos, codos y dedos, particularmente en los nudillos (articulación). Se asocian a una artritis reumatoide (AR) agresiva y, en algunos casos, origina dolor en los dedos.

Esclerodactilia

La esclerodactilia es el endurecimiento de la piel de los dedos. La piel se aprecia estirada y brillante y se da dificultad para realizar determinados movimientos debido a dolor en los dedos.

El trastorno se asocia a una acumulación de colágeno en la piel de los dedos.

Dedo en gatillo

El dedo en gatillo es un trastorno de los tendones de los dedos. En este caso, los tendones se engrosas e inflaman, lo cual origina dolor. Para tratar los dedos en gatillo se valoran fármacos y cirugía.

Síndrome de túnel carpiano

El síndrome de túnel carpiano afecta a las muñecas y palmas. Se debe a la compresión del nervio medio de la muñeca y da lugar a hormigueo o adormecimiento de los dedos pulgar, concretamente del índice, medio y anular.

Consejos para aliviar el dolor de las articulaciones de los dedos

  • Aplica calor para aliviar el dolor de las articulaciones de los dedos.

En general, aplicar calor local donde existe dolor articular es beneficioso, especialmente en el caso de la artrosis.

  • Medicación para tratar el dolor articular de los dedos

Los medicamentos están enfocados a aliviar el dolor de manera rápida. Principalmente son analgésicos y antiinflamatorios. Se pueden tomar por vía oral o tópica en forma de crema.

  • Ejercicio para aliviar el dolor de las articulaciones de los dedos

El ejercicio ayudará a mantener la salud de la articulación y a aumentar la fuerza de los músculos de las manos. Existen ejercicios específicos para las articulaciones de las manos que ayudarán a evitar la progresión de enfermedades.

ejercicios dolor dedos
  • Reposo

Realiza reposo en los periodos de mayor dolor articular. También es beneficioso intercalar el reposo con las actividades de la vida que requieren movimiento de la articulación y el ejercicio articular.

Radiosalil Crema es un medicamento antiinflamatorio tópico con efecto calor indicado para tratar el dolor articular. Gracias a este efecto calor y a su fórmula única con acción antiinflamatoria y analgésica, proporciona un alivio rápido del dolor de la articulación.