Pezones irritados. Posibles causas y cómo prevenirlo

Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Todos conocemos los beneficios para la salud de practicar deporte y mantener una vida activa. Además, la llegada del buen tiempo nos incentiva a mantenernos activos: hacer deporte al aire libre, dar largos paseos en nuestras vacaciones… Sin embargo, la piel del deportista está especialmente expuesta a agresiones externas – como el sol, el sudor o el roce – que aumentan el riesgo de dañar nuestra piel. Uno de los daños cutáneos más frecuentes es la irritación en los pezones. Aunque el roce en los pezones puede causar problemas todo el año, en esta época del año puede incrementarse su sensibilidad. ¿Cuáles son los motivos? ¿Cómo prevenir los pezones irritados?

Pezones irritados: principales causas

Cuando hablamos de pezones irritados hablamos de un aumento de la sensibilidad de pezón que puede estar causado por multitud de factores. La principal causa suele deberse a que la piel de la región areolar está seca o deshidratada lo cual la hace más proclive a sufrir pezones agrietados. La región areolar es la zona oscura de alrededor del pezón.

Otro desencadenante clave de la irritación es el roce, que daña la piel de la zona debido al roce continuo de la ropa con la piel. A esta lesión de la piel se le conoce como pezón del corredor y, como su propio nombre indica, es frecuente en runners o en personas que realizan largas caminatas.

irritaciones del corredor

¿Qué es el pezón del corredor?

Como decíamos, el pezón del corredor es una lesión frecuente en corredores originado por el roce continuo de los pezones con la ropa al practicar ejercicio. Además de ser molesto y producir dolor en los pezones, puede llegar a producir sangrado con el consecuente riesgo de infección. Por ello, es importante saber cómo prevenirlo.

El pezón del corredor se manifiesta como grietas en la areola que rodea al pezón. Aunque puede aparecer a cualquier edad y en mujeres, son los hombres los que lo padecen con más frecuencia.

Normalmente, aparece en personas que salen a correr o a caminar largas distancias y con frecuencia. El movimiento continuo y reiterado da lugar a irritaciones en la piel. En hombres, se debe al roce con la camiseta y en mujeres al roce con el sujetador o sostén.

Causas de la irritación de los pezones

Son varios los factores que propician la irritación:

  • Tejido de la ropa: es uno de los factores principales. Tejidos como el nylon son más proclives a inducir esta lesión por su mayor aspereza.
  • Temperatura: El frío aumenta las probabilidades de sufrir irritación del pezón ya que provoca que el pezón esté más erecto, lo cual propicia el roce con la ropa.
  • Ciclo menstrual en mujeres: se debe a que, los días o semana antes de la menstruación, los pechos suelen están más hinchados y sensibles.

Signos y síntomas del pezón del corredor

El primer síntoma comienza con un enrojecimiento de la piel que provoca molestias y dolor en la zona. Si el roce o fricción persiste, podrían aparecer grietas y fisuras que pueden producir sangrado. Normalmente, estas lesiones son bilaterales, es decir, que se producen en ambos pezones a la vez.

Si la piel se agrieta y sangra, aumenta el riesgo de infecciones. Los deportistas son especialmente sensibles debido a la sudoración y a las altas temperaturas durante el ejercicio. Este entorno facilita que bacterias y hongos proliferen.

En algunas personas, puede darse liquenificación de la piel, que es un engrosamiento de ésta debido al roce continuado.

Cómo evitar la irritación de los pezones

Para evitar tanto el pezón del corredor como otras afecciones de la piel que provoquen irritación, es importante tomar ciertas medidas preventivas:

  1. Ropa: utiliza ropa con tejidos suaves y sin costuras en la parte del pecho. También es conveniente que permita la transpiración.
  2. Ropa interior: en mujeres, es especialmente importante la elección del sujetador ya que es la prenda que entra en contacto directo con a piel. Debe estar bien ajustado y debe aportar un soporte suficiente para evitar el exceso de movimiento. En cuanto al tejido, idealmente debe cumplir los requisitos anteriormente mencionados: suave, transpirable y sin costuras en la zona del pecho.
  3. Usar productos antifricción: existen productos que protegen la piel frente al roce y que resultan una ayuda clave para prevenir pezones irritados, pezón del corredor y otras lesiones de la piel por la fricción.
  4. Extremar el cuidado de la piel manteniéndola siempre hidratada. Se pueden usar cremas hidratantes después de la higiene.

Cómo tratar los pezones irritados

Si tienes los pezones irritados, es importante tratar la zona para evitar complicaciones.

Mientras tengas molestias, evita largas caminatas o correr largas distancias durante ese periodo hasta que la piel se cure.

El primer paso es lavar la piel con un jabón suave y secar con suaves golpecitos con una toalla limpia para no provocar más irritación. También es importante la limpieza de la ropa que usemos para reducir el riesgo de infecciones.

Si las molestias persisten, las grietas tardan en curar o si hay infección, debes consultar con un médico especialista para descartar patologías subyacentes o para comenzar un tratamiento farmacológico en caso necesario.

Otras causas que pueden originar causar los pezones irritados

Como decíamos al principio, son múltiples las causas que pueden originar dolor en los pezones. Aunque nos hemos centrado en la más comunes y frecuentes, vamos a comentar otras patologías que podrían manifestarse con pezones irritados.

  • Causas exógenas: por fármacos, alimentos…
  • Causas psicológicas: percepción de la imagen corporal, estrés …
  • Procesos radiculares: son alteraciones de las percepciones sensitivas del dolor. Puede estar ocasionado por múltiples factores como, por ejemplo, contracturas cervicales.
  • Referidos: afectan a otro órgano o estructura del cuerpo, pero se manifiestan en los senos.
  • Inflamatorios: la mastitis es una inflamación del tejido mamario con posible infección. Se manifiesta con enrojecimiento, dolor, calor e hinchazón de los pechos.
  • Orgánico/funcionales: cambios fibroquísticos o alteraciones hormonales.
  • Enfermedad subyacente.

En términos generales, al dolor mamario se le denomina mastalgia.

El deporte y llevar una vida activa es beneficioso para la salud. Pero el hecho de estar más expuestos a agresiones externas y durante más tiempo puede generar molestias que podemos combatir con las medidas adecuadas ¡que nada te pare!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *