Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Icono LV

Periostitis tibial: causas, tratamiento y prevención

¿Sientes dolor en la espinilla al correr o en la marcha atlética?  Esta es una molestia característica de la...
Contenidos de este árticulo

¿Sientes dolor en la espinilla al correr o en la marcha atlética?  Esta es una molestia característica de la periostitis tibial, una lesión que afecta a la parte inferior de la pierna. Entre sus síntomas se encuentran el dolor, la sensibilidad o la hinchazón especialmente durante la práctica de ejercicios de impacto. Aunque su frecuencia es mayor en corredores, se puede dar en otros deportistas que sometan sus piernas a mucho estrés. En este artículo de POR UNA VIDA ACTIVA vamos a ver las principales causas de la periostitis y consejos para el tratamiento, cuidado y prevención de esta lesión.

 

 

¿Qué es la periostitis tibial?

La periostitis tibial es una lesión que afecta a la tibia, el hueso localizado en la parte inferior de la pierna o, como lo llamamos comúnmente, la espinilla.

El término periostitis significa inflamación del periostio, que es la zona externa del hueso. El periostio es una membrana delgada, pero muy resistente, que recubre la superficie externa de los huesos. Esta membrana está formada por tejido conectivo, vasos sanguíneos, nervios y células que cumplen una función muy importante, ya que ayudan a la regeneración de los huesos, a su nutrición y a su reparación tras una lesión. Además, el periostio es un punto de anclaje entre músculos y tendones con el hueso, por lo que interviene en la estabilidad.

 

La periostitis – o inflamación del periostio – afecta a la función normal del hueso y causa muchas molestias como dolor, especialmente al realizar ejercicio.

La mayoría de los casos de periostitis tibial se relacionan con el estrés repetitivo en el tercio inferior de las piernas, especialmente en la tibia. No obstante, las causas pueden variar de una persona a otra. Por ello, los estudios científicos han demostrado la importancia de identificar las posibles causas y factores de riesgo para prevenir la periostitis tibial, especialmente en deportistas:

 

Principales causas de la periostitis tibial.

  • Estrés repetitivo durante la actividad física.
  • Actividades de alto impacto como correr o saltar.
  • Ejercicios con cambios bruscos en el nivel o tipo de actividad.
  • Cambio de entrenamiento o aumento excesivo de la intensidad.
  • Mala técnica en corredores.
  • Debilidad de los músculos de las piernas, especialmente de los gemelos.
  • Problemas de la biomecánica del pie y la pisada.
  • Uso de calzado inadecuado. Especialmente por falta de soporte y de amortiguación del impacto.

 

Por estas causas, la mayor frecuencia de periostitis tibial se da en corredores y en la marcha atlética, porque son los que tienen mayor impacto repetitivo en las piernas.

 

La periostitis tibial también afecta a otros deportes, como aquellos en los que se realizan saltos con frecuencia (baloncesto, voleibol, danza etc.) y aquellos que implican impacto y cambio brusco de dirección o nivel, como los deportes en campo (por el terreno irregular) o los entrenamientos de alta intensidad (HIIT).

 

 

¿Cómo se realiza el diagnóstico de la periostitis tibial?

El diagnóstico de la periostitis tibial debe realizarlo un médico especialista. En primer lugar, el médico realiza pruebas de exploración física y evalúa síntomas como el dolor, la sensibilidad del hueso y la presencia de hinchazón.

En algunos casos, el médico podría solicitar otras pruebas de imagen como una radiografía o una resonancia magnética. El objetivo de estas pruebas es confirmar el diagnóstico y descartar otras posibles lesiones.

 

¿Cuál es el tratamiento de la periostitis tibial?

El tratamiento inicial de la periostitis consiste en reposo y aplicación de hielo, ya que el frío local alivia la inflamación y el dolor. En esta línea, están indicados los medicamentos antiinflamatorios.

En casos graves, persistentes o crónicos, podrían valorarse otros tratamientos médicos como la infiltración con corticoides. Aunque este tratamiento se reserva para aquellos casos en los que no han resultado efectivas otras medidas más conservadoras.

 

Consejos para la prevención de la periostitis tibial.

Para la prevención de la periostitis tibial es importante tomar algunas medidas que ayuden a evitar esta lesión o a prevenir recaídas:

  • Programa tus entrenamientos de manera que estén adaptados a tu capacidad física. Puedes ir aumentando la intensidad, frecuencia y duración de las sesiones de manera progresiva. Pero siempre acorde a tu propia evaluación para evitar problemas.
  • Comienza tu entrenamiento con ejercicios de calentamiento dinámico. Esto ayudará a preparar tus músculos para el ejercicio y es clave para evitar lesiones.
  • Utiliza un calzado adecuado para tu tipo de pie y el deporte que prácticas. El calzado debe garantizar una buena sujeción del pie y amortiguación del cuerpo. Los corredores pueden encontrar calzado específico y adaptado a su pisada e, incluso, a la anatomía de su pie.

 

 

  • Puedes consultar a un podólogo para un estudio de la biomecánica del pie y de tu pisada. Si fuera necesario, podría recomendarte el uso de unas plantillas anatómicas adaptadas.
  • Respeta los tiempos de descanso entre ejercicios y sesiones de entrenamiento. Recuerda que el reposo es fundamental para la recuperación de huesos y músculos.
  • Practica entrenamiento de fuerza. Aunque suelas practicar ejercicios aeróbicos como correr, es importante que combines tu entrenamiento de resistencia con entrenamiento de fuerza. El fortalecimiento muscular ayudará a amortiguar el impacto sobre tus huesos y articulaciones y, con ello, a prevenir lesiones. No olvides hacer ejercicios específicos para los músculos de las piernas: gemelos, cuádriceps, músculos isquiotibiales etc.

 

 

 

  • Si notas dolor en las espinillas, realiza reposo y aplica hielo en la zona. El frío local te ayudará a reducir el dolor y la inflamación.

 

 

Radio Salil es la crema antiinflamatoria de máxima eficacia, única en el mercado con 5 principios activos y efecto calor indicada para aliviar el dolor muscular y articular. Eficaz en la vida diaria y el deporte.

Picture of Sobre el autor: Carmen Bauzá

Sobre el autor: Carmen Bauzá

Farmacéutica especializada en formación y comunicación en Industria Farmacéutica: salud, belleza y autocuidado.

Ver más información
Contenidos de este artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Cansancio muscular en las piernas: principales causas, síntomas y remedios para su alivio
¿Qué es la condromalacia rotuliana y cómo tratarla?
Entrenamiento Pau Capell
Pau Capell: consejos de entrenamiento y prevención de lesiones
Compartir este artículo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email