Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Icono LV

Sobrecarga de aductores: causas, síntomas y tratamiento.

Una de las sobrecargas más frecuentes de la zona inguinal afecta a los músculos aductores. Esta lesión de la...
Contenidos de este árticulo

Una de las sobrecargas más frecuentes de la zona inguinal afecta a los músculos aductores. Esta lesión de la parte interna del muslo puede estar originada por diferentes causas, como exceso de ejercicios, acortamiento de la musculatura, contracturas o realización de una actividad muy intensa. Sin el tratamiento o reposo necesario, puede dar lugar a patologías más graves como la rotura de fibras. En POR UNA VIDA ACTIVA vamos a profundizar en la sobrecarga de aductores y veremos ejercicios específicos y estiramientos para estos músculos.

 

estiramientos aductores

 

Anatomía de los músculos aductores  

Los músculos aductores constituyen un grupo muscular muy importante para la movilidad y estabilización del cuerpo humano.

Los músculos aductores están ubicados en la zona de la ingle, concretamente en la cara interna del muslo. Estos músculos tienen su origen en diferentes puntos del fémur y la pelvis y terminan su inserción en la zona media del muslo. Por ello juegan un papel muy importante en la movilización y biomecánica de las extremidades inferiores.

 

 

músculos aductores

 

 

Los aductores son un grupo muscular compuesto de cinco músculos principales:

  • El músculo aductor mayor

El músculo aductor mayor es el músculo más grande del cuerpo. Tiene su origen en la sínfisis del pubis en la zona de la ingle. Se extiende hacia abajo y el lateral terminando su inserción en la zona media del hueso femoral.

El músculo aductor mayor juega un papel clave en la estabilización de la pelvis durante la marcha y otras actividades que implican movimiento.

  • Los músculos aductor largo y aductor corto

Al igual que el músculo aductor mayor, los músculos aductor largo y corto también presentan su origen en la sínfisis púbica y en la rama isquiopubiana, aunque en diferentes puntos del músculo fémur.

Ambos músculos están implicados en los movimientos de aducción, flexión y rotación de cadera.

  • El músculo grácil

El músculo grácil presenta su origen en la zona inferior del hueso del pubis y se inserta en la tibia. Su función principal es el movimiento de aducción de cadera, aunque también está implicado en la flexión y rotación de ésta.

  • El músculo pectíneo

El músculo pectíneo se origina en la parte anterior del hueso púbico y se inserta en el fémur.

Es un músculo implicado en el movimiento de aducción de cadera y en la estabilización de esta articulación.

 

músculo pectíneo estiramiento

 

Todos estos músculos aductores están inervados por el nervio obturador y reciben irrigación sanguínea de las arterias femorales y obturatrices.

Movilidad de los músculos aductores  

Como hemos visto, la acción principal de los músculos aductores es el movimiento de aducción de la cadera, es decir, el movimiento que implica acercar la pierna al cuerpo. También están implicados en los movimientos de rotación y de flexión de la cadera y juegan un papel clave en la estabilidad de la articulación tanto en reposo como durante la actividad.

Los músculos aductores trabajan de manera coordinada y en sinergia para realizar estos movimientos.

El fortalecimiento adecuado con ejercicios específicos es clave para mantener la estabilidad de la articulación de la cadera y para prevenir lesiones tanto en deportes como en actividades cotidianas.

Sobrecarga de aductores: ¿Qué es? 

La sobrecarga de aductores es una lesión que se produce por una tensión excesiva de los músculos aductores. Esta tensión suele estar provocada por un estrés en los músculos que se da de manera repetitiva y que les supera, imposibilitando su capacidad de adaptación.

La sobrecarga de los aductores no solo afecta a deportistas, ya que también puede darse por movimientos y posturas adoptados en la vida diaria.

Factores que predisponen a sufrir sobrecarga de los músculos aductores

Los factores que predisponen a sufrir sobrecarga de los músculos aductores pueden darse tanto en el deporte como en la realización de actividades cotidianas:

  • Realización de un entrenamiento intensivo sin respetar los tiempos de reposo para la recuperación.
  • Deportistas que practican deportes que requieren cambios bruscos de intensidad.
  • Deportistas que no realizan ejercicios de calentamiento ni los estiramientos adecuados como parte de la rutina de entrenamiento.

Algunos ejemplos de deportes que predisponen a sufrir sobrecarga de los músculos aductores son:

  • Fútbol.
  • Baloncesto
  • Tenis
  • Artes marciales.
  • Baile

Todos estos deportistas tienen en común que sus deportes implican movimientos laterales, giros y cambios de dirección repentinos con una pronunciada aducción de cadera.

No obstante, la sobrecarga de aductores no se limita exclusivamente a los deportistas. Hay otros factores no relacionados con el deporte que pueden predisponer a sufrir sobrecarga de los aductores:

  • Problemas de la postura o biomecánica

Tanto cuando estamos en reposo como realizando alguna actividad, las malas posturas pueden generar lesión y sobrecarga de la musculatura aductora. Un ejemplo es estar mucho tiempo sentado con las piernas cruzadas o adoptar una posición encorvada al estar de pie.

En algunos casos, el paciente presenta alteraciones de la biomecánica como el acortamiento de la musculatura o lesión de rodilla.

  • Sedentarismo

El sedentarismo y la falta de ejercicio propicia la debilidad de los músculos aductores, lo cual los hace más propensos a sufrir sobrecargas y otros problemas como lesiones o contracturas. Si, además, adoptamos malas posturas durante mucho tiempo, la tendencia a las sobrecargas y lesión será aún mayor.

  • Obesidad

La obesidad o tener un peso excesivo aporta una carga adicional que aumenta la tensión en las articulaciones y los grupos musculares – también de la musculatura aductora –. Esto puede alterar la biomecánica del cuerpo y aumentar la propensión a sufrir sobrecargas y otras lesiones.

  • Estrés

El estrés origina síntomas físicos como el aumento de la tensión muscular. Esta tensión puede originar contracturas y sobrecarga muscular, también en los músculos aductores.

  • Presencia de otra lesión previa

Otras lesiones anteriores de la zona de la ingle, las caderas o la musculatura de los muslos o piernas pueden originar compensaciones de la postura y debilidad de la musculatura, aumentando el riesgo de sufrir sobrecargas.

  • Envejecimiento

El envejecimiento afecta a los tejidos musculares haciendo que las fibras de los músculos pierdan elasticidad. Esta pérdida de elasticidad de las fibras disminuye su resistencia a la tensión, siendo más susceptible a las sobrecargas.

En mujeres, los cambios hormonales propiciados por la menopausia también pueden reducir la elasticidad y resistencia de las fibras musculares, aumentando el riesgo de rotura de fibras y otras lesiones.

Síntomas de la sobrecarga aductores

La sobrecarga de los músculos aductores puede manifestarse con diferentes síntomas. Estos síntomas pueden aparecer como una molestia leve u originar un dolor intenso en el aductor que limite la capacidad de movimiento.

  • Síntomas de la sobrecarga de los músculos aductores: dolor

En caso de la sobrecarga de los músculos aductores, el dolor aparece en la región interna del músculo. En función de la gravedad de la lesión, el paciente puede notar dolor que puede ser leve o más agudo y punzante.

También puede aparecer dolor por sensibilidad al tacto tras la palpación en la cara interna del muslo sobre la musculatura aductora.

En otros casos puede darse dolor diferido, que es cuando el dolor se irradia a otras áreas del cuerpo como la cara interna de la rodilla y pierna, la parte baja del abdomen y la ingle.

 

sobrecarga aductores

 

  • Síntomas de la sobrecarga de los músculos aductores: hinchazón

En sobrecargas graves puede aparecer hinchazón en la zona de los aductores. Esta hinchazón aparece como consecuencia de una respuesta del cuerpo ante una lesión o tensión excesiva.

  • Síntomas de la sobrecarga de los músculos aductores: limitación del movimiento

Con frecuencia, la sobrecarga de los músculos aductores se acompaña de rigidez de la musculatura afectada. También puede ocasionar una debilidad temporal de los músculos aductores. Esto puede limitar la movilidad, con molestias en movimientos como abrir o cerrar las piernas, caminar, levantarse de la silla o subir escaleras.

Obviamente, esta limitación de movimiento también afectará a los atletas en la práctica de los deportes.

Estos síntomas pueden ser indicativo de sobrecarga o de otra lesión. Por ello, son los profesionales de la salud los responsables de interpretar estos síntomas y de descartar otras posibles patologías.

Tratamiento de la sobrecarga de aductores

El tratamiento de este síndrome implica un enfoque multidisciplinar para aliviar el dolor y las molestias.

Deben ser los profesionales los encargados del diagnóstico de sobrecarga y de descartar otras lesiones como la rotura de fibras.

El primer paso es el reposo de cualquier deporte o actividad con implicación muscular de los aductores. El reposo debe mantenerse hasta la curación de la sobrecarga.

A nivel de tratamiento tópico, la aplicación de hielo o frío local ayudará a reducir las molestias durante las primeras 24 a 48 horas tras la lesión.

Transcurrido este tiempo, la aplicación de cremas antiinflamatorias con efecto calor ayudará a reducir el dolor y la inflamación. Para un correcto tratamiento, conviene aplicar estas cremas mediante masajes.

La fisioterapia ayudará a acelerar la recuperación mediante masajes y ejercicios de fortalecimiento y estiramientos específicos de los aductores. Adicionalmente, los masajes terapéuticos alivian la tensión muscular y mejorar la circulación sanguínea, lo cual contribuye al proceso de curación de este síndrome.

Una vez que el paciente reciba la conformidad de los especialistas, puede volver su actividad normal o rutina deportiva. Es muy importante que en ambas rutinas incluya estiramientos para aliviar la tensión muscular.

Estos estiramientos deben practicarse tras el ejercicio y realizarse con movimientos suaves.

Otros consejos para la sobrecarga de aductores

  • Los factores que propician la aparición de sobrecarga de los aductores no actúan de manera aislada y la combinación de varios de ellos puede aumentar la predisposición a sufrir sobrecarga de aductores y otras patologías. Por ello, es importante cuidar la postura, realizar ejercicio regular y llevar uno hábitos saludables de manera global.

 

estirar los aductores

 

  • En caso de presentar molestias o dolor en la parte interna del muslo, la pelvis o la zona inguinal consulta a profesionales. El diagnóstico y tratamiento temprano de esta lesión es fundamental para evitar complicaciones y facilitar la recuperación y buenos resultados de los pacientes.
  • Respeta el tiempo de reposo mientras se sufra la sobrecarga muscular de los aductores. El reposo ayudará a tus músculos a la recuperación.
  • Cuida tu rutina de entrenamiento, que debe contar con calentamiento y estiramientos adecuados. Planifica la frecuencia y la intensidad de los ejercicios de manera que esté adaptada a tu capacidad física.

 

crema antiinflamatoria

Radio Salil es la crema antiinflamatoria de máxima eficacia, única en el mercado con 5 principios activos y efecto calor indicada en caso de dolores musculares y articulares. Eficaz en la vida diaria y el deporte.

Sobre el autor: Carmen Bauzá

Sobre el autor: Carmen Bauzá

Farmacéutica especializada en formación y comunicación en Industria Farmacéutica: salud, belleza y autocuidado.

Ver más información
Contenidos de este árticulo
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Lesiones frecuentes en corredores: síndrome de la cintilla iliotibial.
Contractura intercostal: causas, síntomas, tratamiento y fisioterapia
Contractura del trapecio: causas, síntomas, tratamiento y ejercicios
Compartir este artículo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email