¿Cómo evitar o tratar las rozaduras en los muslos?

Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Las rozaduras en los muslos se producen mayoritariamente cuando inicia el buen tiempo debido a la fricción de las prendas con la piel. Sin embargo, aunque vayamos más ligeros de ropa y usemos pantalones cortos, vestidos o faldas, se siguen produciendo debido al roce de la propia piel e incluso empeoran con la humedad y el sudor. También la práctica deportiva provoca rozaduras en diferentes zonas del cuerpo como muslos, pezones o axilas… etc Vamos a ver trucos y remedios para evitar que las rozaduras en los muslos tomen un papel protagonista esta primavera-verano.

rozaduras pantalón

Todos los veranos se repite la misma historia: el calor provoca un exceso de sudoración que, unido al roce piel con piel, provoca irritaciones. En los muslos, estas irritaciones son realmente molestas ya que pueden ocasionar desde picores y escozor hasta rozaduras e incluso ampollas. Las rozaduras en los muslos afectan tanto a hombres como a mujeres y supone un factor limitante que puede impedir realizar funciones normales de nuestro día a día como caminar. Incluso puede condicionarnos a la hora de vestir y hacernos evitar vestidos, pantalones cortos, bañadores o cualquier prenda que no proteja del roce en la parte interior de las piernas. Muchas veces, cuando intentamos solucionar el problema de las rozaduras con remedios tradicionales de acción lubricante como la vaselina, no resultan eficaces, además de que acaban manchando la ropa o dejando sensación grasa.

Otro de los remedios tradicionalmente recomendados como solución anti-rozaduras es la aplicación de polvos de talco en las zonas de roce. Aunque es cierto que el talco tiene propiedades antifricción, también puede acabar manchando la ropa además de no ser efectivo durante mucho tiempo, ya que no es resistente al agua o al sudor.  Lo mismo ocurre con el también recomendado aloe vera, que no permanecerá en la piel por mucho tiempo y, por tanto, será de escasa ayuda para prevenir las rozaduras. Otro remedio ampliamente extendido son las bandas anti-roce o bandelettes para proteger los muslos del roce al caminar, pero pueden resultar incómodos y producir aún más calor con la consecuente sudoración. Sin mencionar que, por estética, no serán la mejor elección en situaciones en las que la prenda que usemos las deje al descubierto, como el bañador o unos pantalones o falda corta. Entonces, ¿Cómo podemos evitar las rozaduras?

Factores que predisponen a las rozaduras en los muslos.

Las rozaduras en los muslos son lesiones de la piel de tipo mecánico, es decir, se producen por el roce de la piel con la propia piel, con la ropa o algún accesorio deportivo que esté en contacto directo.

Estas lesiones de la piel pueden acabar produciendo abrasiones o erosiones cutáneas debido al desgaste de la piel por la fricción. En casos más graves, pueden acabar produciéndose ampollas por fricción, que son sacos llenos de líquidos en la parte externa de la piel por el roce.

Aunque, como decíamos al principio, gran parte de la población sufre una rozadura por algún motivo, no todas las personas tienen tendencia a sufrirlas en el interior de los muslos. Hay varios factores que predisponen a sufrir esta molesta lesión cutánea característica de los meses de calor:

  • La constitución corporal o fisionomía.  
  • El tipo de piel.
  • Las características del medio ambiente: humedad ambiental, temperatura…
  • El tipo y la composición de la ropa que usemos, así como de los accesorios.
  • La actividad física o deporte que realicemos.

Consejos para evitar las irritaciones en los muslos

  • Mantén la piel limpia para eliminar el exceso de sudor.
  • Utiliza jabones o limpiadores suaves que no dañen o irriten la piel. Evita aplicar exfoliantes en la zona propensa a sufrir rozaduras.
  • Seca la piel cuidadosamente, sin frotar para evitar sensibilizar la piel.
  • Tras la higiene, aplica una crema antifricción en la zona del muslo donde rozan.  

Sportsalil Gel Anti-rozaduras es un gel protector que evita la aparición de irritaciones provocadas por el roce con la propia piel, las prendas o el sudor. Es una solución 100% eficaz para prevenir las rozaduras tanto en la vida diaria como en el deporte.

mallas para correr

Sportsalil Gel Anti-rozaduras ha sido testado dermatológicamente, para asegurar una alta tolerancia cutánea incluso en las pieles más sensibles. Su fórmula cuenta con talco, zinc y dimeticona, por lo que forma una película antifricción que protege la piel y calma la irritación.

No es graso, no deja residuos y no mancha la ropa. Y, a su vez, resiste al agua y al sudor para mantener la piel protegida el tiempo necesario.

mallas ciclismo

Su práctico formato en tubo de 30 ml permite llevarlo siempre contigo para que lo apliques cuando y donde lo necesites, ya sea al realizar tus actividades diarias o al practicar deporte.

crema evitar rozaduras

A diferencia de otros remedios como las comentadas al inicio, Sportsalil Gel Anti-rozaduras ha sido diseñado específicamente para evitar rozaduras en la piel y garantizar la máxima eficacia. Un producto en el que puedes confiar para evitar las rozaduras en los muslos o de cualquier otra parte del cuerpo donde lo necesites.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *