Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Icono LV

Beneficios del agua con gas

El agua con gas es un sustituto excelente de otras bebidas poco saludables como los refrescos. Por eso, cada...
Contenidos de este árticulo

El agua con gas es un sustituto excelente de otras bebidas poco saludables como los refrescos. Por eso, cada vez son más personas las que acostumbran a beber agua con gas o agua carbonatada como refresco. En Por Una Vida Activa vamos a conocer los beneficios del agua con gas para la salud y sus diferentes tipos y características. También veremos en qué personas no es recomendable su consumo habitual.

agua con gas y limón

¿Qué es el agua con gas o agua carbonatada?

El agua con gas o agua carbonatada es una bebida hidratante y digestiva. Sus burbujas le aportan una mayor sensación refrescante que el agua normal, por lo que es una alternativa saludable a las bebidas con azúcar como los refrescos y los jugos.

No obstante, a pesar de los beneficios del agua con gas, su consumo debe ser moderado y no sustituye a la ingesta diaria necesaria de agua sin gas.

El agua con gas o agua carbonatada es un agua que cuenta en su composición con ácido carbónico. El ácido carbónico es muy inestable, por lo que se descompone en agua y dióxido de carbono (CO2), lo cual da lugar a las características burbujas del agua con gas.

beneficios del agua con gas

¿Qué diferencia el agua con gas del agua normal?

Uno de los mitos del agua con gas es que es más hidratante que el agua normal. Sin embargo, tanto el agua con gas como el agua sin gas proporcionan el mismo nivel de hidratación. En cuanto al resto de características y su composición en nutrientes y minerales también son similares. Aunque el agua con gas puede tener una concentración más alta en bicarbonato y otros minerales como el hierro, el sodio, el calcio y el magnesio.

Tipos de agua con gas

No todas las aguas con gas son iguales. En primer lugar, vamos a diferenciar entre el agua con gas natural y la artificial para ver las características y beneficios de los diferentes tipos de agua con gas.

Agua con gas natural

El agua con gas natural es agua que contiene anhídrido carbónico de manera natural y es lo que le proporciona sus características burbujas. Es decir, está gasificada de manera natural y suele tener un sabor más suave que el agua con gas artificial.

 

agua con gas natural

 

El agua con gas natural proviene de manantiales que se caracterizan por su profundidad y temperatura y porque le aportan minerales como el sodio, el calcio, el magnesio y el potasio de manera natural. Esto da lugar a diferentes tipos de agua con gas natural en función de su concentración en minerales: carbonatada, cálcica, sódica, sulfatada, magnésica, clorurada.

La principal diferencia entre los tipos de agua con gas es su carbonatación, que debe estar indicado en su etiquetado. La carbonatación hace referencia a la cantidad de ácido carbónico disuelto en el agua con gas.

  • Aguas efervescentes: son aguas con gas de carbonatación baja.
  • Agua con gas de carbonatación ligera.
  • Agua con gas de carbonatación clásica.
  • Agua con gas de carbonatación gruesa.

También podemos diferenciar entre agua gasificada naturalmente o agua a la que se le añade ácido carbónico de manera posterior.

El agua mineral que es gaseosa de manera natural contiene la misma cantidad de ácido carbónico que tenía en su origen. En algunos casos, se añade ácido carbónico (procedente del mismo manantial del agua mineral) para compensar la pérdida de gas durante el envasado).

Cuando la adición de ácido carbónico (del mismo manantial) es superior a la que el agua mineral presentaba en su origen, se le denomina agua mineral natural reforzada.

En otros casos, el ácido carbónico no procede del mismo manantial que el agua mineral sino de otra fuente y el agua resultante se llama agua mineral con gas añadido.

En el caso contrario, podemos encontrar agua mineral desgasificada por procesos físicos.

Agua con gas artificial

El agua con gas artificial se conoce como soda. La soda es agua a la que se le ha añadido bicarbonato de sodio.

soda

 

Algunos estudios indican que las bebidas carbonatadas suben la presión arterial debido a su alto contenido en sodio. Estos productos de agua con gas artificial suelen tener un sabor más fuerte y un precio menor que el agua con gas natural.

Beneficios del agua con gas natural

Los beneficios del agua con gas son variados. Sin embargo, es importante destacar que su consumo no sustituye al agua sin gas para mantener unos niveles de hidratación adecuados para el organismo.

Efecto saciante

Un beneficio muy popular es su efecto saciante. El gas de esta agua aporta sensación de saciedad lo cual ayuda a seguir dietas de adelgazamiento y de pérdida de peso.

Mejora la digestión

También se le atribuye capacidad digestiva. El motivo es que el gas aumenta la segregación de jugos gástricos del estómago, lo cual ayuda a la digestión de los alimentos.

Aporta nutrientes

Al igual que el agua sin gas, el origen mineral del agua con gas hidrata y aporta nutrientes y minerales como el sodio, el calcio, el potasio y el magnesio.

No aporta calorías

Es una bebida que no aporta calorías ni azúcar. Pero sus burbujas dan la sensación de que bebes un refresco. Por ello, es una alternativa saludable a bebidas con azúcares como refrescos o zumos. Te recomendamos tomar agua con gas con una rodaja o el jugo de un limón.

 

Inconvenientes del agua con gas natural y quién no debe tomarla.

Como hemos visto, el agua con gas tiene múltiples beneficios. Pero también presenta algunos inconvenientes a tener en cuenta:

El principal es la sensación de hinchazón por el gas. Esta sensación aumenta si se bebe con comidas copiosas o si se come muy rápido. Por el mismo motivo, se desaconseja beber agua con gas en personas que ya tengan tendencia a gases y flatulencias.

Como comentamos antes, el agua con gas aumenta la secreción de jugos digestivos. Esto favorece la digestión de alimentos, pero no es conveniente en personas con tendencia a acidez de estómago o reflujo gástrico para evitar daño.

El agua con gas no está aconsejada en personas con enfermedades del tubo digestivo como la enfermedad de Crohn, Síndrome del Intestino irritable o la enfermedad celíaca porque podría aumentar las molestias digestivas.

Tampoco se recomienda en personas que padecen enfermedades pulmonares o insuficiencia respiratoria. El motivo es que la hinchazón abdominal puede dificultar aún más la respiración.

Los deportistas no deberían tomarla justo antes de practicar ejercicio para evitar molestias digestivas.

Si tienes dudas consulta a tu médico o nutricionista.

¿Cuáles son las recomendaciones de consumo de agua con gas?

1 o 2 vasos son suficientes para obtener los beneficios del agua con gas. Es mejor que el resto de agua la bebas sin gas para alcanzar la cantidad recomendada de ingesta de agua.

El agua con gas es una bebida sana para mantener la hidratación del organismo y una opción mucho más saludable que los refrescos o jugos porque no contiene azúcares ni aporta calorías.

Sin embargo, los nutricionistas no recomiendan su consumo excesivo para evitar gases en el sistema digestivo que pudieran ocasionar molestias.

¿Cuándo es mejor tomar agua con gas? ¿Antes, durante o después de comer?

Tomar uno o dos vasos de agua tanto antes como durante o después de las comidas será suficiente para conseguir sus beneficios. No obstante, si bebemos agua con gas antes de comer sus beneficios serán mayores por su efecto saciante y su capacidad para mejorar la digestión de los alimentos.

Sobre el autor: Carmen Bauzá

Sobre el autor: Carmen Bauzá

Farmacéutica especializada en formación y comunicación en Industria Farmacéutica: salud, belleza y autocuidado.

Ver más información
Contenidos de este artículo
ARTÍCULOS RELACIONADOS
Los mejores ejercicios de cardio para completar tu rutina de entrenamiento.
Meditar respirar relajar
¿Cómo meditar? Guía paso a paso para aprender a practicar la meditación
curcumina polvo
Para qué sirve la cúrcuma y sus beneficios para la salud
Compartir este artículo
Facebook
Twitter
WhatsApp
LinkedIn
Email