Causas y trucos para eliminar la hinchazón abdominal

La hinchazón tras beber agua y comer alimentos es frecuente. De hecho, la distensión abdominal aumenta en periodos en los que cambiamos de hábitos, como cuando nos vamos de vacaciones en verano.

Este malestar digestivo, acompañado de distensión abdominal puede deberse a muchos motivos. En POR UNA VIDA ACTIVA vamos a conocer las causas de la incómoda sensación de hinchazón abdominal y trucos para aliviar las molestias y el dolor de estómago durante la digestión.

¿Qué es la hinchazón o distensión abdominal?

La hinchazón abdominal es una afección en la zona del abdomen, provocando la sensación de que el vientre está lleno y tensionado.

Esto puede llegar a apreciarse en el abdomen, que se muestra hinchado lo cual se denomina distensión.

La mayoría de las causas de hinchazón abdominal no deben preocuparnos ya que no son graves y podemos tratarlas con un cambio de hábitos. En POR UNA VIDA ACTIVA vamos a ver las principales síntomas y causas de la hinchazón abdominal.   

¿Cuáles son los síntomas de la hinchazón abdominal?

El principal síntoma de la hinchazón abdominal es la distensión en la zona del vientre. Puede incluso apreciarse la hinchazón de la barriga.

Esta sensación de hinchazón suele venir acompañada de retención de líquidos, acumulación de gases en el estómago e intestinos y acidez de estómago (enfermedad por reflujo gastroesofágico). Incluso puede provocar dolor de barriga agudo o aumento de peso.

¿Cuándo no debemos preocuparnos por la hinchazón abdominal?

Aunque la sensación de hinchazón y el dolor de estómago es molesta, en la mayoría de los casos no debe preocuparnos, especialmente si está asociada con los alimentos que comemos o solo aparece después de comer, durante la digestión.

Si tras la digestión de la comida no empeora o si desaparece en uno o dos días, tampoco debe preocuparnos.

En conclusión, aquella hinchazón abdominal que sigue una pauta predecible no suele ser motivo de preocupación, pero cuando empeora suele deberse a algunas de las siguientes causas.

¿Cuáles son las causas de la hinchazón abdominal?

Como decíamos, son muchas las posibles causas de hinchazón abdominal, pero la mayoría no son preocupantes y podemos mejorarlos con trucos y cambios en nuestros hábitos alimenticios y de estilo de vida.

Indigestión

El motivo más simple es la indigestión o malestar de estómago que se conoce como dispepsia. Es una molestia que aparece en la parte superior del abdomen. Los síntomas que presentan son el dolor en la zona abdominal y una sensación de saciedad que aparece al poco de empezar a ingerir alimentos.

En los casos más leves puede deberse a haber comido demasiado, algo frecuente cuando celebramos alguna festividad o en vacaciones. Además, empeora si se ha consumido alcohol, lo cual también es común en esas situaciones.

Otra causa frecuente de la indigestión son algunos medicamentos, como el ibuprofeno o algunos tipos de infecciones estomacales.

La indigestión puede deberse a varias enfermedades digestivas y se trata con cambios en el estilo de vida o con medicamentos.

No obstante, cuando no podemos asociar la indigestión a estas causas frecuentes puede deberse a otro motivo más graves como una úlcera o afectar a otros órganos como el hígado, por lo que debemos consultar al médico.

Retención de líquidos

La retención de líquidos ocurre cuando el cuerpo retiene más líquido de lo normal. Las causas más frecuentes son: 

  • Alimentos con demasiada sal.
  • Exposición a altas temperaturas.
  • Intolerancias alimentarias.
  • Cambios hormonales. Esto es especialmente frecuente en mujeres que tienen tendencia a hincharse antes del periodo y durante el embarazo.

La retención de líquidos, normalmente, es transitoria. Pero si supone una afección crónica podría tener una causa de fondo más graves y relacionarse con insuficiencia cardiaca, renal o diabetes. Por ello, si la retención de líquidos persiste es importante consultar a un médico.

Gases

Los gases generan una molesta sensación debido a la acumulación de gas o aire el en estómago e intestinos. Esto ocasiona una hinchazón muy común.

Además de la sensación de hinchazón, los gases pueden manifestarse con flatulencias, eructos y necesidad de defecar. Es normal un leve dolor abdominal, pero en casos más graves los gases pueden ocasionar náuseas y dolor intenso.

Algunos alimentos pueden propiciar esta acumulación excesiva de gas en estómago e intestinos. Los más representativos son los vegetales como la coliflor, el brócoli y el repollo.

En la mayoría de los casos los gases desaparecen en unas horas, pero cuando persisten pueden deberse a afecciones como el estreñimiento, enfermedades como la enfermedad de Crohn o a una infección.

Estreñimiento

El estreñimiento también se conoce como constipación. El estreñimiento o constipación se da cuando la evacuación de las heces es escasa, cuando estas son muy secas o cuando la evacuación es insuficiente.

Se considera que una persona es estreñida cuando va al baño menos de dos veces a la semana. El estreñimiento es más común en personas mayores y durante el embarazo, pero puede sufrirlo cualquier persona y afecta a la calidad de vida.

Cuando se tiene una masa de heces endurecida en el intestino, concretamente en el colón y el recto, cuesta evacuarla, lo que provoca que el recto se dilate lo cual dificulta aún más la expulsión de las heces. Esto puede generar dolor abdominal e hinchazón.

El motivo más frecuente de estreñimiento es la deshidratación, lo cual promueve la sequedad de la bola fecal y dificulta su expulsión. Las dietas bajas en fibra (un tipo de hidratos de carbono) y el déficit de nutrientes como el magnesio también propician el estreñimiento que puede manifestarse con distensión abdominal.

La constipación también puede estar causada por trastornos intestinales, intolerancias alimenticias y algunos medicamentos.

También es frecuente cuando cambiamos nuestros hábitos o nos vamos de vacaciones. Es lo que se conoce como “estreñimiento del viajero”, que es cuando vamos menos (o nos cuesta más) ir al baño coincidiendo con un viaje.

El motivo es que se altera nuestro ritmo intestinal por diferentes factores, como el cambio en la dieta, la falta de ejercicio y cambios en nuestros horarios. Es un tipo de estreñimiento puntual.

Infección

Las infecciones intestinales pueden ocasionar un malestar general que no solo provoca la hinchazón abdominal, sino también vómitos, náuseas, diarrea, dolor e incluso fiebre.

Las infecciones estomacales normalmente desaparecen en unos días. Los microorganismos causantes más frecuentes son el virus norovirus y rotavirus y las bacterias Escherichia coli y Helicobacter pylori

En caso de infección estomacal es muy importante hidratarse constantemente para evitar la deshidratación provocada por los vómitos y la diarrea.

Intolerancia a alimentos

 En algunos casos, la hinchazón abdominal ocurre solo tras ingerir un determinado alimento. Está hinchazón puede aparecer junto a diarrea y vómitos.

Las intolerancias alimentarias más frecuentes son:

  • Intolerancia a la lactosa.
  • Intolerancia al gluten.
  • Enfermedad celiaca.

La celiaquía o enfermedad celíaca es una enfermedad que afecta al sistema digestivo y que produce daños en el intestino delgado. Ello provoca que se altere la absorción de vitaminas, minerales y otros nutrientes de los alimentos. Como consecuencia, puede producirse malnutrición.

Las personas celíacas no toleran el gluten, una proteína presente en alimentos como el trigo, la avena, la cebada o el centeno. Al tomar alimentos con gluten su sistema inmune responde provocando daños en la mucosa del estómago.

Tratamiento y trucos para aliviar la hinchazón abdominal

  • Mantente hidratado. Bebe agua con frecuencia y evita el consumo de bebidas alcohólicas.
  • Mantente activo. El ejercicio físico ayudará a tu movimiento o motilidad intestinal aliviando gases y estreñimiento.
  • Evita las comidas copiosas, pesas o muy grasas. En celebraciones y en vacaciones tendemos a comer más de lo que estamos acostumbrados y esto puede provocar hinchazón abdominal.
  • Mantén una dieta saludable rica en fruta y verduras. Por ejemplo, el plátano que además te aportará carbohidratos y potasio. 
  • Prepárate una bebida o infusión. Añade especias – como el anís estrellado-, limón…
  • Aplica calor local. Puedes usar una almohada térmica en el estómago o un parche efecto calor.

Sportsalil Parche de calor monodosis y sin medicamentos es un parche que proporciona un efecto calor constante durante 8 horas y te permite seguir con tu actividad diaria. Un “Efecto esterilla” de toda la vida y sin fármacos, que te permite seguir con tu actividad diaria.

Hinchazón o distensión abdominal ¿Cuándo acudir a un médico?

Si la hinchazón abdominal empeora o no desaparece en unos días, consulta a un médico para descartar problemas de salud graves.

También debes consultar a un médico en los siguientes casos:

  • Cuando la distensión abdominal provoca un dolor muy agudo, intenso y te limita para realizar tus actividades diarias.
  • Si has sufrido un golpe o lesión en el abdomen.
  • Si el abdomen o cualquier otra parte del cuerpo (como la musculatura) se inflama de manera repentina.
  • Si además de distensión abdominal tienes fiebre, heces con sangre o vómitos que duran más de 24 horas.
  • Si te has sometido recientemente a alguna cirugía.
  • Si pareces algún tipo de insuficiencia: hepática, renal, cardiaca.