¿Es mejor entrenar por la mañana o por la tarde?

A la hora de entrenar buscamos optimizar todos los factores para conseguir el mayor rendimiento posible. Una de las dudas principales en este sentido es si es mejor realizar un entrenamiento por la mañana o por la tarde. En POR UNA VIDA ACTIVA vamos a analizar las ventajas de llevarlo a cabo por la mañana y por la tarde para ver qué opción se adapta más a tu posibilidad y objetivos.

La premisa básica es que lo importante es practicar deporte. Es decir, crear un hábito que incluya ejercicios en nuestra rutina diaria, con regularidad y constancia. Sea cual sea el horario de entrenamiento que escojamos, el objetivo fundamental es estar en forma y llevar un estilo de vida saludable.

Ventajas de entrenar por la mañana

  • ¡No hay excusas!

Realizar el entrenamiento a primera hora del día te ayuda a establecer una rutina. Practicar deporte antes de empezar la jornada evita que, a lo largo del día, las obligaciones que se van acumulando te roben el tiempo destinado al entrenamiento.

  • Ayuda a perder peso.

Si además de realizar deporte cuando te acabas de levantar, lo haces en ayunas, tu cuerpo utilizará las reservas de grasa como energía. Es decir, “quemarás” calorías, lo cual es beneficioso si tu objetivo es la pérdida de peso.

  • Afronta el día con actitud positiva.

Realizarlo por la mañana mejora el ánimo. Al empezar el día practicando deporte generas hormonas “de la felicidad”, como las endorfinas, la serotonina o la dopamina.

  • Ayuda a estar más activo.

Al hacer deporte a primera hora del día, el metabolismo se acelera. Esto te ayudará a estar más activo el resto de la jornada.

  • Ayuda a conciliar el sueño.

El hecho de madrugar para hacer ejercicio hace que el ritmo del sueño (ritmo circadiano) se regule. Esto se debe a que la actividad intensa realizada a las primeras horas del día hace que estés más cansado por la noche, lo que te ayudará a conciliar el sueño.

  • Potencia la ganancia de musculatura.

Este beneficio tiene que ver con el anterior. Los músculos crecen cuando entras en fase de recuperación, es decir, cuando duermes. El trabajo estresor que has hecho en el gimnasio se desarrolla al dormir. Dormir bien también beneficia a tu musculatura.

Ventajas de entrenar por la tarde

  • Ayuda a “desconectar”.

Realizar ejercicio tras una larga jornada de trabajo, ayuda a desconectar de las preocupaciones del día a día. Reducirás la tensión y el estrés haciendo que llegues a casa más relajado.

  • Evita malas costumbres.

Entre las tareas diarias y la hora de la cena hay un “in pass” de tiempo en el que el cuerpo nos pide descansar de la fatiga acumulada durante el día. Dedicando este periodo a hacer deporte evitaremos caer en malos hábitos como ver la tele o picar entre horas.

  • Tu rendimiento es mayor.

Diversos estudios indican que la fuerza muscular, la resistencia y la flexibilidad son mayores durante la mitad del día en adelante. Este factor varía de unas personas a otras ya que, si tu jornada laboral requiere esfuerzo físico, como cargar material pesado, el cansancio podría afectar a tu rendimiento deportivo.

  • Requiere menos tiempo de calentamiento.

En ese momento se requiere menos tiempo alcanzar el grado óptimo para empezar a realizar deporte, ya que, parte del proceso de activación de los músculos se ha dado a lo largo del día. 

Contras de entrenar por la mañana

Como explicábamos en el punto anterior, a primera hora del día, es necesario calentar durante más tiempo. Esto se debe a que la temperatura corporal es baja y los músculos están fríos debido a la inactividad durante las horas de sueño. A su vez, esta temperatura corporal baja hace que estemos más rígidos y menos flexibles. Todo ello hace que, si los entrenamientos no están bien pautados, aumente la probabilidad de sufrir lesiones.

Contras de entrenar por la tarde

A medida que avanza la mitad del día aumenta la temperatura. Esto es importante en verano o en ciudades calurosas donde el calor de primera hora de la tarde o del medio día puede no ser adecuado para hacer ejercicio. 

En este caso, podrías hacer ejercicio aprovechando el fresco de la mañana o a última hora de la tarde cuando baje la temperatura. Pero recuerda que, si es demasiado tarde, podría alterar tu ritmo del sueño haciéndote estar más cansado al día siguiente.

¿Cuándo es mejor entrenar?

Hemos visto que entrenar al empezar el día como por la noche tiene ventajas, pero como decíamos al principio, a qué hora es mejor realizar deporte depende de cada persona, su situación y sus objetivos.

Es mejor entrenar por la mañana si…

  • Tu objetivo es adelgazar.

Debido a que entrenar por la mañana, especialmente en ayunas, favorece el uso de la grasa acumulada como reserva energética. Esto se potencia con el aumento del metabolismo que provoca el entrenamiento matutino.

Aunque debemos puntualizar que el entrenamiento en ayunas no es para todo el mundo. Asegúrate de que tienes la energía suficiente para hacerlo ya que si no es así deberás desayunar antes de entrenar.

  • Si tienes un trabajo muy sedentario.

Si vas a afrontar una jornada laboral muy sedentaria, practicar ejercicio antes te ayudará a hacerlo con más energía.

  • Si eres una persona madrugadora.

Si eres una persona madrugadora no te costará trabajo despertarte temprano, por lo que llegarás motivado al entrenamiento y esto beneficiará tu rendimiento.

Es mejor entrenar por la tarde si…

  • Tu objetivo es ganar masa muscular.

A mitad del día aumentan los niveles de hormonas en la sangre, especialmente, la testosterona. La testosterona juega un papel muy importante en el desarrollo de los músculos tanto para hombres como para mujeres.

  • Si tu trabajo es muy estresante.

Realizar deporte después del trabajo ayudará a reducir los niveles de estrés. Es una gran manera de no llevarte los problemas a casa.

Otros consejos

  • Asegúrate de beber suficiente agua antes y durante el entrenamiento, especialmente si entrenas por la mañana.
  • Si entrenas por la tarde es importante terminar el entrenamiento al menos dos horas antes de irte a dormir. De lo contrario podría alterar la calidad del sueño.
  • Obviamente, la hora escogida para hacer ejercicio se debe ajustar a tus horarios. Márcate un objetivo realista y que puedas cumplir como parte de tu rutina diaria.
  • Independientemente de que decidas practicar deporte por la tarde o por la mañana, intenta practicar deportes que te diviertan. Esto te ayudará a motivarte y a mantener la constancia.
  • Si te cuesta implantar el hábito, puedes practicar deporte en grupo, ir a clases colectivas o contratar a un entrenador. Sentirte acompañado aumentará tu motivación y tu adherencia al deporte.

Radio salil es la crema antiinflamatoria de máxima eficacia, única en el mercado con 5 principios activos y efecto calor indicada en caso de dolores musculares y articulares. Eficaz en la vida diaria y el deporte.