Rozaduras en los muslos en los hombres

Aunque las molestas rozaduras pueden darse en cualquier época del año, ahora que llega el verano son aún más frecuentes tanto en hombres como en mujeres. El sudor por el calor y el hecho de llevar menos ropa hace que la fricción piel con piel se acentúe, especialmente en zonas como los muslos. En POR UNA VIDA ACTIVA vamos a conocer los mejores trucos para evitar y curar las rozaduras.

Saber cómo evitar su aparición es importante, ya que puede ocasionar molestias que pueden llegar a ser graves y limitantes. Si has probado aplicar crema, pero no ha sido suficiente, vamos a darte los consejos para que las temidas rozaduras no te molesten a cada paso y no frenen tus planes.

¿Qué son las rozaduras?

La piel es la capa más externa de nuestro cuerpo y nos protege frente a las agresiones. En hombres y mujeres con piel sensible, esta barrera suele ser más proclive a sufrir irritaciones. Sin embargo, pueden aparecer en todo tipo de piel, incluso en las resistentes.

Las rozaduras son una herida producida por el roce. Se forman cuando hay una fricción o presión continuada y constante en una zona del cuerpo. Este roce puede deberse a la fricción con la ropa, por ejemplo, la ropa interior.  

También pueden aparecer por el roce con utensilios, como el material que usamos al hacer deporte o al trabajar.

Otra causa frecuente de la aparición es el roce con la propia piel. Este es el motivo habitual de las rozaduras en los muslos o entrepierna.

A man with atopic dermatitis scratching his thighs

Cuando aparece la rozadura viene acompañada de hinchazón, irritación, escozor y enrojecimiento. Además, una exposición a la fricción muy prolongada, las molestias se complican. Especialmente por la humedad de la sudoración, que puede dañar la capa externa de la piel, promover la proliferación de bacterias y hongos y ocasionar un sarpullido.

Como hemos visto en otros artículos de POR UNA VIDA ACTIVA, pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y tanto en hombres como en mujeres. Las zonas más frecuentes son las manos, los pies, la entrepierna, las axilas y los pezones.

Las rozaduras y ampollas son frecuentes tanto en el deporte como en las actividades del día a día.

En deporte, son más frecuentes en los deportes de entrenamiento largos y repetitivos como el running, el senderismo. También en los deportes en los que existe más impacto como el pádel, el tenis o el futbol.

Running sports injury. Pulled muscle, muscle strain or muscle cramp in back thigh leg of man running outdoors.

Diferencia entre rozadura y ampolla

Como hemos comentado, la rozadura es una irritación de la piel debida a la fricción o roce constante. Si la fricción continúa, esa irritación o rozadura acaba con el desarrollo de inflamación como consecuencia. Ante esta situación, en la piel se da un mecanismo de defensa: el característico líquido de las ampollas. Este líquido e inflamación es lo que denominamos ampolla y protege las capas más profundas de la piel además de acelerar la curación.

Rozaduras en los muslos ¿Por qué son tan frecuentes?

Con el calor del verano sudamos más. Este mismo calor hace que llevemos pantalones cortos. Además, dejamos de usar medias y otras prendas dejando más piel al descubierto y, por tanto, más superficie de piel expuesta a sufrir rozaduras.

Rozaduras en los muslos: Factores que predisponen

Las rozaduras en los muslos no dependen del tipo de piel. De hecho, no solo las personas con piel sensible o seca las padecen.

El factor principal es constitucional. Las personas que más padecen rozaduras en los muslos son las que tienen los muslos más juntos. Esto puede ser por constitución o por exceso de peso. Al caminar, el roce piel con piel propicia la aparición de rozaduras. Si, además, por el calor, aumenta la sudoración, hay más tendencia de sufrir irritaciones.

Si este es tu caso, en POR UNA VIDA ACTIVA te damos las recomendaciones para evitar las rozaduras en los muslos.

¿Cómo evitar las rozaduras en los muslos?

Los siguientes consejos tienen un objetivo claro: evitar que aparezca las incómodas rozaduras. Para ello podemos recurrir a diferentes utensilios, tejidos y cosméticos. Además, te proporcionaremos unas pautas que disminuirán la tendencia a que aparezcan rozaduras.

Vamos a comenzar analizando los típicos remedios caseros para prevenir las rozaduras, sus ventajas y sus inconvenientes.

Remedios cosméticos caseros:

  • Polvos de talco:

Ventajas: Los polvos de talco tienen acción astringente, es decir, ayuda a secar la piel lo cual evita la fricción.

Inconveniente: Duran muy poco por lo que a lo largo del día la piel se verá de nuevo expuesta. Además, no son resistentes al sudor ni a la humedad.

  • Vaselina:

Ventaja: Forma una película protectora que protege del roce continuado.

Inconveniente: Proporciona una sensación grasa que puede resultar incómoda. Además, mancha la ropa.

  • Bálsamos multiusos y aceites:

Ventaja: Calman la irritación de la piel una vez se ha producido.

Inconveniente: Son muy grasas por lo que podrían provocar una incómoda sensación de maceración por el aceite que contienen. Manchan la ropa y no suelen resistir a la humedad ni al sudor.

  • Crema para bebés:

Ventaja: Calma la piel de la irritación provocada por el roce.

Inconveniente: Su efecto antifricción es limitado. Puede resultar graso y notar sensación de maceración. No resiste a la humedad y puede manchar la ropa.

Remedios textiles:

  • Bandelettes:

Los bandelettes son bandas que se colocan en los muslos para evitar la fricción y que estos rocen entre sí.

Ventajas: Evitan el roce y se ajustan para garantizar comodidad y permanecer en su posición con el movimiento. Pueden usarlas tanto hombres como mujeres.

Inconvenientes: Podrían quedar a la vista al usar prendas muy cortas como bañadores, pantalones cortos o shorts.

  • Ropa interior tipo pantalón o bóxer.

Ventajas: Si tienen la longitud adecuada, evitan el roce piel con piel.

Inconvenientes: Similar al caso anterior. No son una opción en situaciones como la playa o piscina para mujeres, aunque sí para los hombres.

La solución eficaz para prevenir rozaduras

Sportsalil Gel Anti-rozaduras es la solución para evitar todo tipo de irritaciones en la piel. Es un gel protector que evita la aparición de irritaciones provocadas por el roce con la propia piel, las prendas o el sudor.

Sportsalil Gel Anti-rozaduras es eficaz tanto en las actividades de la vida diaria como en el deporte.

Además, es resistente al agua, a la humedad y al sudor, por lo que te proporcionara protección durante todo el día.

Es la solución eficaz para prevenir rozaduras en personas que realizan deporte y que sufren molestias cutáneas provocadas por el roce con la propia piel o con prendas deportivas, sudor… también en los muslos y en la ingle.

Por supuesto, también es adecuado para el día a día y evitar que durante la actividad diaria aparezcan las molestas rozaduras.

Los ingredientes de su fórmula no grasa son dimeticona, talco y zinc. Crea una película protectora que protege la piel de los roces sin dejar residuo graso a la vez que la calma.

Sportsalil Gel Anti-rozaduras está testado dermatológicamente y presenta una óptima tolerancia cutánea, incluso en pieles sensibles.

Su aplicación es muy fácil gracias a su agradable textura no grasa y que no mancha la ropa.

Encuentra Sportsalil Gel Anti-rozaduras en tu farmacia y en parafarmacias.

¿Cómo curar las rozaduras en los muslos?

Si no has podido actuar con antelación para prevenirlas y ya han aparecido, es importante curar la piel para calmar la irritación, las molestias y evitar complicaciones como infección con estos tips.

  1. Limpia la zona de las piernas. Retira los restos de sudor y otras impurezas del interior del muslo con un limpiador suave. Para ello, debes usar un gel limpiador sin jabón que respete el equilibrio de tu piel. Resecar la zona puede ser contraproducente.
  2. Seca la herida y las entrepiernas de manera muy suave y a toquecitos.
  3. Si hay herida y crees que puede haber infección, aplica un producto antiséptico con la ayuda de un algodón en la zona de la pierna.
  4. Utiliza un gel que acelere la curación de las heridas con ingredientes regeneradores como el aloe vera.
  5. Fórmulas con activos como los acemananos del aloe vera y el pantenol son muy interesantes para acelerar la curación de las heridas.
  6. Si la herida es exudativa, puedes usar polvos de talco para mantener la zona seca.